Sentencia sobre producto financiero “ACCIONES DEL BANCO POPULAR” – Informe presentado por nuestro perito economista en el Juzgado de Primera Instancia nº63 de Barcelona

Se nos solicita, por nuestra condición de auditor de cuentas y economista que, en relación con la ampliación de capital que se llevó a término en el ejercicio 2016 por parte de la entidad financiera BANCO POPULAR, S.A., analicemos si la información económica-financiera publicada a dicha fecha intermedia y, en su caso, de las últimas cuentas anuales disponibles así como de la información posterior a la ampliación de capital, desde un punto de vista contable-económico, se desprende errores y/o irregularidades significativas que podrían haber inducido al error en la toma de decisión por parte del inversor.

En síntesis, como expertos independientes y con experiencia acreditada en el sector financiero y contable, realizamos una revisión analítica en base a la totalidad de información contable disponible (pública) así como de los comunicados emitidos por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Paralelamente, estimamos una serie de “ratios” críticos en el sector bancario a la fecha de la toma de la decisión para estimar cual habría sido el Patrimonio Neto que debió figurar a fecha de la ampliación de capital en lugar de la publicada por parte del Órgano de Administración de Banco Popular.

Con la finalidad que el lector observe la transcendencia e importancia de un informe pericial en esta tipología de litigios, adjuntamos un extracto de la sentencia en la que, David García Muntané, socio de forensic de nuestra Firma Munt Audit&Forensic, participó en su elaboración y ratificación

Referencia de la sentencia y extracto del fundamento de derecho primero:

Sentencia 63/19  de 4 de junio de 2019

“La parte actora aporta extensa documental relativa a la información pública sobre la situación financiera de Banco Popular, así como informe pericial. El perito de la actora ha declarado en el acto del juicio que la información contenida en el folleto de ampliación de capital de 2016, Banco Popular se postulaba como líder frente a entidades como BBVA o Caixabanc. Que dicha información inducia a error porque ocultaba el deficitario negocio inmobiliario. Que aunque dicho folleto estaba destinado a profesionales, la información debía ser veraz también para dichos inversores cualificados. Considera que la situación financiera de Banco Popular en el momento de las acciones por parte de la actora era de falta de solvencia y que Banco Popular la ocultó contablemente sobrevalorando las partidas relativas a créditos y bienes inmobiliarios, las cuales no tenían el valor que se le asignaba en las cuentas anuales, ni habían sido provisionados. Que ello determinaba que formalmente se cumplieran las ratios de solvencia. Que cuando cambio la normativa, y Banco Popular se vio obligado a provisionar debidamente su negocio inmobiliario fue cuando afloró su verdadera situación financiera. Asimismo, destaca que Banco Popular ocultó al público, al no emitir ningún “hecho relevante”, la importante fuga de capital que se produjo en mayo de 2017.”

“Sin embargo, el perito de la actora también reconoce que en mayo de 2016 se produjo una fuga de capital de 11 mil millones de euros, respecto a la cual Banco Popular no emitió un “hecho relevante” para darle publicidad; que la contabilidad de Banco Popular en 2016 pasó de tener 96 millones de euros en beneficios (primer trimestre) a 4 mil millones de euros en pérdidas (segundo semestre); y que la nueva circular 4/2016 obligó a dotar específicamente los créditos del sector inmobiliario por su valor real de mercado.»