• Unos 150.000 transportistas españoles pagaron casi un 20% más por los vehículos que compraron entre 1997 y 2011, después de que los fabricantes pactaran los precios.
  • El proceso para recuperar los sobreprecios aplicado por el cartel de fabricantes puede cerrarse en julio.

La Comisión Europea confirmó la existencia del enorme cartel de fabricantes de camiones  entre, al menos, los ejercicios 1997 al 2011. El precio de venta de los camiones tenían precios similares en toda Europa. Precios pactados por los principales fabricantes, que -según dispone la citada sentencia- crearon un cártel en el que acordaron aumentos de precios de sus productos (camiones) y establecieron acuerdos para retrasar la introducción de las tecnologías de anticontaminación para cumplir con las normativas europeas. Prosigue que determinaron, de forma ilícita, los tiempos para la introducción de estas tecnologías, y acordaron repercutir estos incrementos de gasto sobre los clientes. Según el periódico “El País”, se estima que existen 150.000 transportistas que pagaron entre un 10% y un 20% más por los vehículos adquiridos durante el citado periodo.

El sobreprecio debe ser calculado, a nuestro modo de ver, por un perito especializado, caso por caso. Es fundamental que el informe pericial sea preciso y razonable a la hora de cuantificar el perjuicio económico en la demanda.

Destacar que desde el punto de vista pericial, una correcta cuantificación del, en su caso, perjuicio económico-financiero ocasionado por estos grandes fabricantes supone una ventaja de cara a una mediación, negociación y/o potencial éxito en la demanda que, en su caso, interpondrían los adquirentes.

Contacte con nosotros